top of page

¿De qué manera empiezas tus días?

Updated: Feb 17, 2022

Por Fernando M. Maroño

Si deseas escuchar el articulo, solo dale play al sonido





La mayoría de la gente –desgraciadamente- inicia sus mañanas con las preocupaciones del día anterior…. quiero pensar que tú no eres una de ellas.

Empezar así tus días sólo genera más preocupaciones, cansancio, estrés, dudas, depresiones y pocas ganas de salir adelante.

Por eso te invito a que todos los días decidas hacer una diferencia

Aunque a muchas personas se les hace difícil creer en el poder de las afirmaciones, te aseguro que no hay nada más poderoso para cambiar tu vida que constantemente estés recordándote lo grandiosa que puede ser, y esto lo puedes lograr tomando una decisión.

Levántate, mírate en el espejo y dile a la persona frente a ti:

‘HOY YO DECIDO HACER UNA DIFERENCIA”

Está comprobado que todos somos un producto de nuestros pensamientos, por lo mismo, lo primero que debes hacer es CONTROLARLOS.

¿Quieres tener un buen día todos los días? Empieza con las siguientes afirmaciones:

“Hoy quiero ser feliz, quiero estar alegre”

Por lo tanto, debes tener pensamientos de alegría y felicidad, llenar tu mente con imágenes que iluminen tu corazón con estos sentimientos. Elimina aquello que no te provoque sonreír, haz a un lado las preocupaciones y enfócate en lo bueno que hay en tu vida.



“Hoy me rehúso a ser una víctima de mis circunstancias”

Debes decirte a ti mismo: no permitiré que los pequeños inconvenientes de la vida diaria me afecten… que si alguien se atravesó en el tráfico, que si se te hizo tarde, que si hay mucha fila, que si te hicieron una mala cara, etc., no permitas que esto te afecte, no permitas que las circunstancias sean más grandes que tu voluntad.

“Hoy voy a evitar todas las palabras negativas”

Entonces, haz del optimismo tu compañero y de esa manera evitarás la negatividad, habla sólo con palabras constructivas, usa palabras de afirmación, evita los chismes, los reproches, las recriminaciones y las quejas.




“Hoy estaré agradecido por las 24 horas que tengo ante mi”

El tiempo es el elemento más valioso del mundo. Úsalo sabiamente y agradece que lo tienes. No permitas que el poco tiempo del que dispones se pierda entre quejas, lamentos, tristezas, rencores, autocompasión, ansiedad o aburrimiento.

Haz una diferencia.

Debes enfrentar el día con la alegría de un niño y el coraje de un gigante. Cuando llegue mañana, el hoy se habrá ido para siempre…así que mientras lo tengas, úsalo para amar y dar a los demás.

“Hoy no permitiré que mis fracasos pasados me sigan afectando”

Aun cuando creas que tu vida está llena de errores o fracasos, no permitas que tu presente se detenga por causa del dolor o miedo que éstos te causen. Al contrario. Úsalos. Que te fortalezcan.

Admite tus equivocaciones, corrígelas. Sigue adelante. Ningún fracaso es final, es la oportunidad de volver a empezar corrigiendo y mejorando.

Está bien si te caes, te puedes volver a levantar. Está bien si te equivocas, puedes volver a triunfar. Está bien si pierdes, puedes volver a ganar. Está bien si te hicieron daño, puedes sanar.

“Hoy lograré lo que me proponga”

Enfócate en tus metas. Toma acción. Haz lo necesario. Cumple tus promesas contigo mismo. No pierdas tiempo, úsalo para avanzar hacia tus objetivos. Se consciente de lo que te detiene y enfréntalo.

Haz una diferencia

Quizá pienses que no tiene caso hacer esta práctica, pero te aseguro que empezar el día con este tipo de afirmaciones positivas, te ayudará a cambiar tu vida, a sanar tu alma y a llenar tu espíritu de fuerza, valor, alegría, paz, y con ello… ¡LOGRARÁS HACER UNA DIFERENCIA!

Comments


Revista Digital

"Hablemos de

lo Bueno"

bottom of page