top of page

El ayuno intermitente está de moda



El ayuno intermitente / “fasting” está de moda y se ha convertido en la dieta estrella de los últimos meses. En este artículo, te contaremos cómo perder peso practicando el ayuno intermitente de forma correcta y cuáles son sus posibles beneficios.

Es importante destacar que, al igual que ocurre con otras dietas, es crucial practicar el ayuno intermitente siguiendo estrictamente las pautas y recomendaciones establecidas por un experto nutricionista para evitar poner en riesgo nuestra salud óptima.


Las dietas siempre deben ser supervisadas por profesionales expertos en nutrición y dietética, ya que no todas son adecuadas para todas las personas. Antes de seguir cualquier tipo de dieta, es fundamental que un dietista-nutricionista evalúe a cada paciente para establecer la dieta más adecuada para ellos y los plazos aproximados de duración.


En cuanto al ayuno intermitente, a grandes rasgos consiste en alternar días de ayuno con días en los que se come. Durante un día, se puede comer lo que se desee, pero al día siguiente se debe hacer un ayuno total. Para que la dieta sea efectiva, se recomienda repetir este patrón una o dos veces a la semana.

El ayuno intermitente más popular es el 16/8, que implica ayunar durante 16 horas y comer durante las 8 horas restantes del día. También existen otros tipos de ayuno, como el 12/12 o el 20/4, siendo este último el más estricto, ya que solo permite ingerir alimentos durante 4 horas al día.



Las opiniones sobre el ayuno intermitente son diversas. Algunos expertos lo recomiendan como una forma de depurar el organismo y perder peso rápidamente sin poner en peligro nuestra salud. Sin embargo, otros sostienen que no es recomendable ya que podría causar el "efecto rebote", es decir, una rápida recuperación del peso perdido una vez concluida la dieta.


Es importante tener en cuenta que, en cualquier dieta, el objetivo es perder peso de manera saludable y evitar el efecto rebote. Por lo tanto, muchos expertos destacan que, si se sigue el ayuno intermitente de forma correcta y supervisada por un profesional, no se produce el efecto rebote. El requerimiento calórico diario debe ser cubierto durante el ayuno intermitente, y lo único que cambia es la distribución de esas calorías a lo largo del día, concentrándose en menos horas.




Aunque en ocasiones se recomienda practicar el ayuno intermitente uno o dos días a la semana, algunas personas prefieren hacerlo en momentos puntuales de mayor ingesta de alimentos, como las navidades o eventos sociales, sin embargo, es importante tener en cuenta que el ayuno no compensa una mala alimentación. Por lo tanto, siempre son necesarios unos hábitos alimentarios saludables para obtener los beneficios que ofrece este tipo de dieta "fasting".


Recuerda que tu salud es lo más importante, consulta a un especialista antes de tomar una decisión.


Fuente: Clinicasuax.com



留言


Revista Digital

"Hablemos de

lo Bueno"

bottom of page