top of page

EXPLORANDO LA FIESTA DE COLORES 2023 DE GRUPO CETTO: UN FESTIVAL INOLVIDABLE DE VINO Y ALEGRÍA

"CELEBRANDO 95 AÑOS"

Por Urbanus BC



El pasado sábado 12 de agosto marcó una ocasión especial en el calendario, ya que se celebró con gran entusiasmo una edición más de la icónica Vendimia de Grupo Cetto. Esta auténtica fiesta de colores, que representa una experiencia sin igual, se convirtió en el escenario perfecto para los asistentes.



FIESTA DE COLORES 2023: UN ENCUENTRO DE VINOS SELECTOS Y MOMENTOS INOLVIDABLES

La Gran Vendimia, que tuvo lugar en el Valle de Guadalupe, trajo consigo una explosión de alegría tanto para lugareños como para visitantes extranjeros. La ocasión celebró la primera cosecha de uva del año, así como la maravillosa vida misma.

El fin de semana, el valle se vistió de colores, risas, música y, por supuesto, abundante vino cortesía de la destacada familia vinícola, CETTO. A la 1 de la tarde comenzó el grandioso evento con una ceremonia que rindió homenaje a las raíces de la vendimia, agradeciendo y bendiciendo la cosecha inicial de uvas del año. Esta fruta es el núcleo de la industria vitivinícola, y en este acto estuvieron presentes miembros de la tercera y cuarta generación de la familia Cetto. Esta ceremonia no solo permitió la reflexión, sino también la apreciación de la naturaleza y el esfuerzo colectivo en la creación del vino.



Después de la misa, los asistentes fueron guiados hacia la bendición de la molienda de las uvas, donde se pudo observar el proceso en acción. Y, por supuesto, llegó el emocionante momento de degustar los vinos. El equipo de CETTO brindó una atención personalizada, asegurándose de que cada asistente experimentara lo mejor al probar alguna de las más de 30 etiquetas, acompañadas de deliciosos canapés.


Cabe destacar que a lo largo del día, estas etiquetas estuvieron disponibles para el público. Además, considerando el calor, se proporcionaron múltiples puntos de hidratación con agua natural y mineral.



Después de esta fase de interacción, el evento se trasladó al patio, donde se llevó a cabo uno de los momentos más esperados: el concurso de pisado de uvas. La emoción era palpable, con incluso lista de espera para participar. Las mujeres comenzaron el concurso, mientras que sus acompañantes extrajeron jugo de los tubos. Entre los ganadores, una pareja de 28 años de casados proveniente de La Quinta en California, EEUU, se destacó. A pesar de ser su primera Fiesta de Colores, quedaron impresionados y decididos a no perderse esta experiencia en el futuro.


La categoría varonil, aunque menos por la calidad del pisado, destacó más por la comedia que generó. El jugo salía disparado en todas direcciones excepto a la cubeta correspondiente. El público no pudo evitar reír, recordando los métodos antiguos de producción de vino.

Después de esta animada actividad, llegó el momento de dirigirse a la terraza, donde la decoración competía con el majestuoso atardecer que se desplegaba ante los ojos de los presentes.


La magnífica ocasión fue presentada, como es habitual, por los encantadores conductores Alejandra Gaxiola y Pablo Barragán, que hacen de cada evento una experiencia excepcional.



La cena, servida en cuatro tiempos, fue un auténtico banquete:

Carpaccio de Filete de Res, queso Ramonetti, ensalada de arúgula, vinagreta de vino tinto y alioli de aceitunas verdes, acompañado de crostini, fue el primer tiempo.

Los segundos tiempos presentaron Raviolis de queso con Pato Confitado, champiñones salteados y salsa de uva.

Como plato fuerte, un increíble Filete de res asado a la leña, acompañado de champiñones, puré de chirivía y salsa de nebbiolo.



Las finas notas de un violín amenizaron la comida, creando una experiencia única.

Después de disfrutar de la comida, Luis Alberto Cetto, CEO de la casa vinícola, expresó su gratitud a los asistentes y empleados de Cetto, recordándoles que son una parte vital de esta gran familia.


La noche continuó con la presentación de las medallas más representativas ganadas por los vinos de Cetto en el año 2023. Un logro notable fue el reconocimiento de la Mejor Bodega Mexicana del Año en el New York International Wine Competition.

La velada continuó en la plaza de toros, donde se llevó a cabo el espectáculo musical. MYST, una agrupación compuesta por 30 talentosos artistas, hizo honor a la noche con dos horas de música, baile y entretenimiento. Su repertorio musical en inglés y español de más de cinco décadas, combinado con un increíble show de luces y performance, hizo que la noche fuera inolvidable.

Después de dos horas de diversión y música, llegó el momento de cenar. Las tortas Washmobile estuvieron presentes para cerrar la experiencia gastronómica de una manera relajada pero distintiva.

El after party con DJ elevó la emoción, permitiendo a los asistentes disfrutar de más convivencia, baile y, por supuesto, más vino.

Después de 95 años de su inicio en Baja California, CETTO sigue siendo más que una bodega: es una gran familia que une a personas de ambos lados de la frontera en momentos llenos de amor y felicidad. La Fiesta de Colores no solo celebró el vino y la uva, sino que también rindió homenaje a la vida misma, recordándonos que los vinos de CETTO están presentes en los momentos más felices.


Comentários


Revista Digital

"Hablemos de

lo Bueno"

bottom of page