top of page

La Ruta del Cráter

Por Edrick Reyes





Me da gusto saludarte de nuevo y saber que estás bien y con salud. No olvidemos que, aunque ya no es obligatorio el uso de cubrebocas, es importante llevar siempre uno. Como dicen por ahí, ¡por si las moscas!

Bueno, desde hace varios meses estamos realizando una serie de trabajos en la bella cenicienta del pacífico, ¡sí!, hablo de Ensenada, particularmente en la Ruta del Vino o como muchos la conocen: Valle de Guadalupe -que corresponde nada más a una parte- el nombre correcto es, Ruta del Vino.

Desde hace varios años la hemos promovido como lo mejor de lo mejor en cuanto al buen comer, buenos paisajes, buenos momentos y por supuesto, los premiados y aclamados vinos de Baja California. Cabe mencionar, leí que estas siguientes casas vinícolas ganaron medallas en oro y plata en el concurso internacional de vinos de Bacchus.

· Chateau Camou

· Bodegas de Santo Tomás

· Roganto

· Vinos Xecue

· Casta de Vinos

· Hilo Negro

· Monte Xanic

· Casa Veramendi

· Casa Emiliana

· Orígenes y Terruños Viticultura

· Viñas del Sol




Como pueden notar, son varias, ante ello y de todo corazón los felicito por su arduo trabajo durante años para darnos un vino embotellado de calidad y pasión en cada gota.

Todos pensaríamos que tenemos una gran ruta del vino, ¿cómo no pensarlo con tantos vinos premiados verdad? La realidad es que no, no es así. Si bien sigue siendo un gran atractivo para los turistas, no contamos con carreteras pavimentadas en su totalidad, no contamos con un mismo tipo de señalamientos en nuestras vialidades, hay mucha basura en el camino, en fin, varias cosas. Me da mucha tristeza que las autoridades todavía no tengan este tema en su lista de prioridades. Poner orden en esta bonita zona vitivinícola es mandatorio.

Sí, hay cambios en logos y marcas, más todo lo que se hace en un corto período para mostrar la nueva cara en turismo del estado, pero, ¿Qué pasa con lo demás? ¿Dónde queda la gestión? ¿Dónde quedaron las mesas donde no nada más aplaudamos el trabajo que hacen como autoridades, sino también que les exijamos y les hablemos con la verdad de las cosas? La ruta del vino se ha convertido en un chiste local, e incluso hasta nacional, ahora le llaman La Ruta del Cráter…ya imaginarán ustedes por qué.

Hace tiempo, en un grupo de WhatsApp, propusimos hacer una cena a beneficio de la propia ruta del vino. El propósito es colectar cierta cantidad de dinero e invertirla en tapar los baches que ya es imposible sacarles la vuelta pues si lo hacemos, se chocaría de frente con otro auto. Si no lo cree, vaya cualquier fin de semana y les invito un vinito. Alcemos la voz y trabajemos de manera colectiva. Yo sé que esta cena, si es que se hace, no resolverá el problema, pero por lo menos no le resta, al contrario, le abona a la solución. Dijera mi Mamá: “basta con que una persona levante la mano”.

Y cuando hagamos esta cena, no se vayan hacer de la vista gorda porque voy a ir a venderles un boleto. ¡Apoyen a la causa!


Creo que debemos volver a las bases en turismo. El publicar la foto en las redes sociales no significa que exista un trabajo completo, son relaciones públicas y está bien, pero hagamos que las cosas sucedan. Va otra frase de un ex jugador mexicano de fútbol, “Imaginemos cosas chingonas, ¡carajo!”

En fin, sigamos disfrutando de nuestros atractivos de manera respetuosa siendo parte de la solución y preservemos. La Ruta del Vino es un lugar mágico, créanme, es un lugar hermoso que nos da para 100 años o más. Vienen nuevos proyectos, hoteles, más vinícolas, restaurantes, galerías de arte, bed & breakfast, entre otros.

Ayudemos a ayudarnos todos. El turismo es importante para Baja California.

Y como siempre, para cualquier comentario, queja o si nada más quieren tomarse un vino, ¡Aquí estoy!.

Quedo a sus apreciables ordenes hoy y siempre.


Opmerkingen


Revista Digital

"Hablemos de

lo Bueno"

bottom of page