top of page

“Los mexicanos debemos ser inversionistas bursátiles”

¡PARDIEZ!

Por Héctor J. García


Frase del multimillonario Warren Buffett: “Invierte a largo plazo”.




Hoy en día es más fácil para cualquier persona invertir en instrumentos financieros.

La tecnología ha permitido que, desde nuestro equipo telefónico móvil, podamos invertir en plataformas de instituciones financieras debidamente registradas ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.


Anteriormente, la inversión en diversos instrumentos financieros se percibía como algo destinado a los grandes capitales, lo cual hoy en día es un mito, ya que podemos invertir desde 100 pesos en distintos instrumentos financieros.

Un vehículo muy importante a través del cual se puede invertir es la AFORE, ya que son de las instituciones más reguladas y vigiladas por la SHCP; por lo que invertir a largo plazo en una cuenta de AFORE, conlleva a rendimientos que se pueden multiplicar por varios enteros durante los años. 100 pesos invertidos hoy pueden significar 800 pesos dentro de 40 años.


Podemos ir mañana mismo a nuestra AFORE a contratar un portafolio de inversiones, buscando siempre el más diversificado. Por ejemplo, que contenga inversiones gubernamentales como cetes o bondes, títulos de crédito de empresas mexicanas como BIMBO y alguna de Bienes Raíces, e incluso es posible comprar pequeñas participaciones de empresas estadounidenses como Amazon (la suma de pequeñas participaciones puede completar una acción de una empresa tecnológica de este tipo que cotizan en NASDAQ).



El hecho de que haya más inversiones en instrumentos financieros, reposiciona los precios de las acciones de las empresas y se vuelve un incentivo para que otras coticen en bolsa, creando un círculo virtuoso que desembocaría en tener un mercado financiero maduro, como en países de primer mundo. En México, sólo el 2% de la población invierte por cuenta propia en el mercado bursátil, mientras en Estado Unidos, por ejemplo, ronda el 50%. Ojo: Brasil está mejor posicionado que México en este rubro.


No debemos desalentarnos de invertir en instrumentos bursátiles debido a que algunas empresas mexicanas han abandonado (o están en proceso de hacerlo) la Bolsa Mexicana de Valores y los motivos son múltiples.


Ejemplos:

Aeroméxico: debido a su reestructura accionaria que hizo debido a los efectos de la pandemia; 2Grupo Pochteca: debido a que los accionistas principales desean tener mayor control de sus empresas, y otros ejemplos como LALA o Bachoco, por motivos relacionados a que consideran que el mercado no está pagando el valor real de sus acciones. Precisamente, al crecer el mercado de inversionistas, muy probablemente algunas de estas empresas no estuviesen en proceso de salida de la bolsa.







Kommentare


Revista Digital

"Hablemos de

lo Bueno"

bottom of page