top of page

NO TE PREOCUPES POR TENER, ENFÓCATE EN SER…


Por Fernando Maroño




Todos deseamos tener…

Tener salud, amigos, alguien especial en nuestras vidas, amor, paz, reconocimiento, cosas, dinero, prosperidad.

Es inherentemente humano el querer más, de hecho, lo único que realmente nos motiva es la expectativa de una mejor vida… el problema es cuando pensamos que esa mejor vida está ligada casi exclusivamente a los bienes materiales que logremos adquirir y a nuestra capacidad monetaria.

La sociedad actual tristemente nos juzga constantemente por las marcas de ropa que usamos, el tipo de vehículo que manejamos, el lugar donde vivimos, las ciudades que visitamos cuando vacacionamos (cuando podemos), en fin, vemos en las redes sociales la gran cantidad de personas mostrando lo que “tienen”, queriendo aparentar una vida que en muchas ocasiones está fuera de su alcance.

Claro que es importante tener prosperidad, tranquilidad financiera, nuestras necesidades básicas cubiertas y que además tengamos oportunidad de ahorrar o de darnos algunos gustos de vez en cuando. Lo malo es cuando queremos mostrar más de lo que tenemos, cuando deseamos lo que otras personas tienen, su forma y estilo de vida, sus lujos… y que al no tenerlo nos sintamos menos, y pensemos que no somos lo suficientemente buenos por no tener lo mismo que ellos.

Todos conocemos a personas que siempre visten con ropa “de marca” (a veces pirata), que hablan presumiendo de lo que “tienen”, de los viajes que hacen… pero no te cuentan de las deudas que cargan, de los problemas de autoestima que adquieren cuando no pueden presentar ese “personaje” creado para “impresionar” a los demás.

Me encanta la frase que dice: “Hay gente que gasta el dinero que no tiene en cosas que no necesita para impresionar a otras personas a las que no les importa” … hay tanta verdad en estas palabras, y tanta gente que así vive.


Yo creo que es más importante SER una persona DE VALOR, que tener cosas a las que les damos “un valor”.

Nadie puede dar lo que no tiene, y para dar, hay primero que SER.

Hay que SER lo que queremos ser.

Deja de preocuparte por lo que puedas o no tener, las posesiones son lindas y buenas y en ocasiones muy necesarias, pero no pueden ser la razón por la que vives.

Gastamos demasiado tiempo en la búsqueda de lo material que nos olvidamos de la búsqueda de aquello que nos convierta en mejores seres humanos.

Claro que habrá quien diga: “El dinero no da la felicidad, ¡pero cómo ayuda!” y tienen razón. No estoy diciendo que no vayas en pos de tu prosperidad, al contrario, haz todo lo necesario por obtener libertad financiera… lo que estoy diciendo es que no conviertas tu vida en una lucha por TENER cosas, que tu enfoque no sea el consumismo ni la necesidad de acumular artículos innecesarios o que sólo alimenten tu “status” según tú.

Charles Bukowski decía: “¿Cómo diablos puede un ser humano disfrutar que su reloj de alarma lo despierte a las 5.30 am para brincar de la cama, sentarse en el excusado, bañarse y vestirse, comer a la fuerza, cepillarse los dientes y el cabello, salir de casa y encima luchar contra el tráfico para llegar a un lugar donde esencialmente hace montañas de dinero para otras personas, y encima, si le preguntan, debe sentirse agradecido por tener la oportunidad de hacer esto?”

Millones de gente “trabajan” en un lugar donde están sufriendo, llenándose de stress, sacrificando familia, relaciones, amistades, salud y amor por ganar un poco de dinero para COMPRAR cosas (traer el mejor teléfono que hay, el mejor carro, relojes, ropa, bolsas, joyas, servicios de streaming, comer en los mejores lugares, etc.) en lugar de preocuparse por SER mejores personas.

La verdad, no lo entiendo.

Conozco a demasiada gente millonaria en dinero, pero miserables en sus relaciones. Gente que parece que lo tienen todo, pero lo que tienen es soledad en su corazón. Muchos que viven una vida “de revista”, pero en realidad viven un infierno con su salud. Hay demasiadas personas que creen que el tener lo es todo, y sólo se preocupan por el “Qué dirán”.

No hay que darle importancia a lo que otros dicen, mejor hay que enfocarnos en ser exactamente lo que debemos SER:

Humanos con amor, caridad, empatía, honestidad, paz, salud y felicidad.

De todo eso sí deseo que TENGAS mucho, para que SEAS mucho.





Revista Digital

"Hablemos de

lo Bueno"

bottom of page