top of page

Póker de ases para vivir en paz.Por Cristina Arias

Autoconocimiento

Por Cristina Arias



Junio tiene algo especial para mí, lo siento liviano y alegre. Casualmente, varias personas que considero especiales en mi vida y con las que me siento muy cómoda, nacieron en este mes. Y en relación a eso, les comparto 4 herramientas que he encontrado para sentirme más ligera, con más paz y que me llevan a experimentar la alegría; mi póker de Ases personal para traer siempre estos Ases bajo la manga.


Comienzo con la Aceptación.

Por ejemplo, por más que me gustaría escribir sobre algún tema superficial no lo logro, me voy a lo profundo y lo que me hace sentir más “ligera” aún en la profundidad, es aceptarlo y notar que me siento mucho más congruente escribiendo en alineación con mi esencia.

La aceptación de lo que pasa, a pesar de que sea algo que nos disguste, nos ayuda a tomar mejores decisiones para actuar en coherencia con la realidad y con las herramientas que se tienen en ese momento.

Cuando hay aceptación se produce el cambio, mientras hay negación, no hay avance.


El “Acuerdo de almas”

Si se trata de otras personas, esta es una idea que elijo pensar porque me aporta paz y avance en mi crecimiento personal, sin duda.

Prefiero creer que antes de llegar a este plano, las almas involucradas en mi crecimiento personal y yo, hicimos un pacto donde ellas se ofrecían a presentarse como desafíos para que yo pudiera crecer espiritualmente, si pienso que cada encuentro incómodo está presente para que yo pueda sacar lo mejor de mí, cambia totalmente mi perspectiva y mi enfoque. No queda más que agradecer a la persona por cumplir con su “personaje” a desarrollar, como si fuera una obra de teatro y así facilitarme la lección en la que hay que trabajar.

Elegir a consciencia. Pensar así me da paz y me impulsa a moverme para extraer lo que puedo aprender de esa situación y no atascarme en el coraje, victimes o frustración.


Esto me lleva a Agradecer.

Agradecer la situación que se presente, agradecer tanto la paz, la calma, la armonía, la salud, así como los asuntos a resolver. Una pregunta clave dentro del caos para mí es ¿qué puedo agradecer de esta situación? por más doloroso que sea lo que esté enfrentando, siempre he encontrado algo que agradecer.

Aprendí a agradecer por quien está, abrazarme de los buenos recuerdos y a dejar de sufrir por los que no están. Con sufrir me refiero a “acariciar el dolor”. Me encanta esta frase de Buda: “El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional”.


Y la cuarta es Asumir que no todo el mundo está hablando de mí.

¿Cuántas veces no nos atrevemos o nos detenemos de hacer cosas que son importantes para nosotros solo por el qué dirán, o por estar preocupados en lo que van a pensar los demás?… Y si lo analizamos, quizás hablen de nosotros 5 o 10 minutos y después seguirán adelante con sus asuntos, o posiblemente ni siquiera notarán lo que estamos haciendo. En caso de que esas personas comentaran algo de mí, ¿en qué modifica mi vida?

Por otra parte, me pregunto... ¿Qué tanto están presentes dichas personas en mi salud, en mis finanzas y en mi felicidad del día a día para estarme deteniendo por ellas? Y ahí es cuando descubro si le estoy dando más importancia a sus opiniones de la que realmente debería tener en mi vida.

Cuando me detengo de hacer algo por lo que los demás piensen, les estoy otorgando el control de mis actos.





Por eso te invito a cuestionarte:

¿Hay alguna situación que me resisto a Aceptar? ¿Cómo me afecta el resistirme?

¿Quién o quiénes son las Almas con las que hice el acuerdo y cuál es la lección a aprender?

¿Qué puedo Agradecer de esta situación?

¿Asumo que la gente habla de mí? y ¿Qué tanto eso me detiene?

El autoconocimiento te lleva a tener más dominio de ti, más seguridad, a tomar decisiones alineadas a tu esencia, a aprender de tu historia, a fijar límites sanos, a manejar mejor tus emociones, a sentirte ligero y alegre…a tener más paz.

Espero que mi póker de ases te sirva tanto como a mí.

Conócete, acéptate, ámate.

Revista Digital

"Hablemos de

lo Bueno"

bottom of page