top of page

¿PROPÓSITOS? ¡NO!, ¿CAMBIOS? ¡SI!

Por: Fernando Maroño

¿Por qué esperamos hasta el principio de año para plantearnos los retos que queremos afrontar a partir del 1 de enero?

No todos los días cambiamos de año, pero todos los días tenemos oportunidad de cambiar nuestras vidas, de realizar nuestros deseos, de cumplir nuestros objetivos.

No deberíamos esperar a que inicie un nuevo ciclo para hacerlo… hay que hacerlo constantemente.

Y esto lo logramos cuando tenemos una visión ideal y real de lo que queremos ser, hacer y tener.

Hay que preguntarnos si ya somos la mejor versión de nuestra persona, si ya alcanzamos lo que queremos ser, y si somos realmente felices con lo que hay en nuestras vidas.

¿Ya tienes suficiente amor, paz, fe, alegría, bienestar, amistades, salud, conocimiento? ¿Ya viajaste todo lo que has deseado, has logrado tus metas, conociste a las personas más importantes de tu vida, te has realizado completamente?


Lo más probable es que NO…pero igualmente lo más probable es que todo eso es lo que sigues buscando.

Y en esa búsqueda, debes preguntarte si lo que haces diariamente te acerca a lograr todos esos deseos y sueños que llevas dentro de ti. Debes replantearte diariamente si ya eres o te estás acercando a tu YO ideal.

Para ello necesitas tener visión, enfocarte, determinar hacia dónde te diriges, luchar por la excelencia en tu vida, ser claro con lo que quieres, ponerte metas que signifiquen un reto y hacer lo necesario para que día a día sean alcanzables.

No importa cuáles son esas metas, te aseguro que las puedes lograr si te lo propones y si realmente las persigues con pasión. Todo comienza en tu imaginación, y si ahí ya las lograste, los únicos límites que tendrás son los que tú mismo te impongas.

En estas fechas es muy común hacer una reflexión de dónde nos encontramos en nuestras vidas, y aprovechar el inicio del año para hacer una “lista de propósitos” que deseamos cumplir en los siguientes 12 meses.

El problema es que la mayoría de las personas no logran dichos propósitos, y no solo eso, encuentran una cantidad enorme de excusas para justificar por qué no lo lograron.


Entonces, ¿Qué es lo que estamos haciendo mal?

Muy sencillo, no hacemos LO NECESARIO para avanzar hacia lo que deseamos.

Por ejemplo:

¿Cuántas veces has iniciado alguna dieta y la dejaste? ¿Cuántas veces te has inscrito en algún gimnasio y dejaste de ir? ¿Cuántas veces has dicho que el nuevo año será en el que más vas a viajar y no lo hiciste? Y podría hacerte decenas de preguntas similares… y la respuesta probablemente será casi la misma: No lograste esos “propósitos”.

¿Qué puedes hacer distinto ahora para que se cumplan?

Olvida la idea de “proponértelo”, y enfócate en HACERLO

Alguna vez alguien me compartió un dicho: “Una intención sin acción, se queda en ilusión” y me parece muy acertado.

Necesitas cuatro elementos imprescindibles para lograr que tu ACCIÓN produzca el CAMBIO que esperas:

DESEO: aquello que quieres que suceda.

INSPIRACIÓN: la razón por la cual lo deseas, debe ser poderosa ya que, si no lo es, no te motivará lo suficiente para cambiar.

VOLUNTAD: dar los primeros pasos, planearlo, obtener los recursos necesarios, iniciar el camino.

Y aquí viene el más difícil…

COMPROMISO: tener la constancia para HACER lo necesario, CUANDO sea necesario, DONDE sea necesario y POR EL TIEMPO que sea necesario para que se logre el cambio.

Deja de pensar en las veces que no has logrado algo, y empieza a CREAR hoy mismo el cambio que necesitas, quieres y anhelas.

Deja de esperar el futuro, y mucho menos te aferres al pasado…quien vive en el pasado le falta el respeto a su futuro; por eso HOY vive tu mejor vida, sé tu mejor tú, ¡Haz tu mayor esfuerzo!.

No esperes otra vez a que inicie un nuevo año…hazlo HOY.


Комментарии


Revista Digital

"Hablemos de

lo Bueno"

bottom of page