top of page

“A 40 años de la Nacionalización de la Banca en México”

Actualizado: 18 feb 2022

!Pardiez!

Por: Héctor García

si quieres escuchar el artículo dale play al sonido



En unos meses se cumplirán 40 años de la nacionalización de banca mexicana, ordenada por el expresidente José López Portillo. Este movimiento, junto con el control del tipo de cambio, lo hizo con fines políticos, en medio de la grave situación económica que atravesaba el país por el pésimo manejo de las finanzas públicas, las cuales dependían en gran parte de la producción petrolera y del endeudamiento exterior.


Durante la década de los 80´s la banca mexicana permaneció estatizada. A los dueños de los bancos sólo les permitieron conservar los activos no bancarios, como complejos hoteleros e inmobiliarios. Fue hasta 1991 ya en el sexenio de Carlos Salinas De Gortari que se reprivatizaron los 18 bancos existentes en ese momento.


Gran parte de quienes compraron estos 18 bancos al gobierno mexicano no tenían la experiencia en el sector bancario, ya que eran dueños de casas de bolsa y ya como banqueros abrieron la llave al crédito exponencialmente, aumentando las carteras vencidas, lo cual, combinado con la crisis del fin del sexenio de CSG, fue detonante para que quebraran todos los bancos que operaban en el país. En aquel tiempo la regulación bancaria era muy blanda, al grado de que instituciones como el Buró de Crédito comenzó a operar en México en 1996, ya después de la crisis bancaria de 1995. El Gobierno tuvo que hacer un rescate bancario (FOBAPROA), que el 60% del mismo sirvió indebidamente para que se beneficiaran 600 grandes deudores (algunos dueños de los propios bancos rescatados).


Una vez que los bancos fueron rescatados por el FOBAPROA, se fueron vendiendo a grupos extranjeros a finales de los 90´s y entrando el nuevo siglo, quedando casi el 80% del sistema bancario en manos de grupos extranjeros. Un ejemplo claro es BBVA BANCOMER, cuya filial mexicana representa el 10% del negocio total, pero les genera casi el 40% de la utilidad como grupo.


A inicios de enero de 2022, Citigroup anunció que venderá su segmento de banca comercial en México a manera de la marca BANAMEX, siguiendo este operando con su banca corporativa en el país. Algunos banqueros mexicanos como Ricardo Salinas Pliego, Carlos Hank González y Carlos Slim Helú han mostrado interés en adquirir BANAMEX.


Dado el clima político en el país, en el que el Presidente habla de una mexicanización de la banca, considero que será más factible adquirir BANAMEX a algún grupo mexicano que a otro de los grupos extranjeros como Santander. Y en específico, el caso de BANAMEX es muy especial, ya que fue fundado en 1884, y durante 40 años hizo las funciones de banca central de México, dado que el BANXICO operó hasta fines de los años 20´s del siglo XX.



BANAMEX es hoy en México el tercer banco en cantidad de cartera de clientes, por lo que quién lo adquiera, tendrá uno de los tres primeros lugares de tamaño como banco en el país. Esta operación cambiará la configuración de los jugadores de la banca en México, por lo que se requiere que independientemente de la nacionalidad, tenga gran competencia en la materia el grupo adquiriente.


Hoy en día la banca en México es bastante sólida y aunado a la verdadera autonomía que tiene en BANXICO desde los 1994, es que estamos lejos de las turbulencias bancarias que había en el país en los 80´s y primera mitad de los 90´s. Sigamos atentos a la operación de la venta de BANAMEX, la cual es probable que se concretará en el primer semestre del año. Esta operación incluye un legado cultural como obras de arte y recintos históricos como el Palacio de Iturbide en la CDMX.







bottom of page