top of page

BAJA CALIFORNIA 70 años de historia.

Updated: Feb 14, 2022

Por Francisco Ruiz

De acuerdo con el testimonio del doctor Julio Torres Coto Mazier, maestro universitario y admirado amigo, en la década de 1940, Miguel Alemán Valdés fue propietario de un rancho ubicado en la zona este de Tijuana, en lo que fuera conocido como el Valle del Matanuco, que, posteriormente, el propio Alemán renombrara como El Florido.


Miguel Alemán nació en el año 1903 en Sayula, Veracruz. Fue abogado de profesión, litigó en su estado natal, así como en Hidalgo, Tamaulipas y Ciudad de México. Su vida política comenzó en la Secretaría de Agricultura, pasando por el Tribunal Superior de Justicia del Distrito y Territorios Federales; así mismo, fue senador de la República, gobernador de Veracruz, y secretario de Gobernación durante el sexenio de Manuel Ávila Camacho, en plena Segunda Guerra Mundial. Se convirtió en presidente de México el 1º de diciembre de 1946; el primer mandatario civil, luego de un largo periodo de gobiernos encabezados por militares. Después, fue miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua y presidente del Consejo Nacional de Turismo. Murió en 1983.




En sus memorias, Conrado Acevedo Cárdenas (1933-2016), cuenta que, en 1946, acompañó a una comisión de empresarios bajacalifornianos “para saludar al presidente electo Miguel Alemán Valdés a su casa en El Florido. El objetivo era solicitarle la autonomía política para que el Territorio se convirtiera en Estado, la respuesta fue afirmativa…”. El compromiso hecho por Alemán Valdés en esa ocasión se materializó en su quinto Informe de Gobierno, cuando el presidente de México advirtió que:


“El Territorio Norte de la Baja California por razón de su población y de su capacidad económica para subsistir, satisface las condiciones exigidas por la fracción II del artículo 73 de la Constitución General de la República y por ello el Ejecutivo promoverá ante Vuestra Soberanía la erección en Estado Libre y Soberano, de dicha porción territorial integrante de la Federación”.


La iniciativa que presentó Miguel Alemán, originada de una demanda social de los residentes del Territorio de Baja California Norte, fue aprobada por unanimidad en diciembre de ese mismo año, es decir, 1951. Semanas más tarde, el 16 de enero de 1952, fue publicado el decreto que constituyó a Baja California como una entidad federativa. Los dos artículos transitorios de dicho decreto dejaron de manifiesto la extensión territorial del nuevo estado y de la fecha de su entrada en vigor.




Su primer gobernador fue Alfonso García González (1909-1961), quien venía desempeñándose como gobernador del extinto Territorio y había asumido la gubernatura provisionalmente. Durante su gestión, se convocó a la integración del Congreso constituyente para la redacción, aprobación y promulgación de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Baja California. También se conformó la primera Legislatura local, responsable de generar las primeras leyes estatales y de convocar a la elección del primer gobernador constitucional. Proceso del cual, resultó electo Braulio Maldonado Sandez (1903-1990), en 1953. Meses más tarde, el 1º de marzo de 1954, Maldonado sería testigo del surgimiento e instalación de los primeros cuatro ayuntamientos de Baja California: Ensenada, Mexicali, Tecate y Tijuana. De esa forma, se sentaron las bases para el desarrollo de la administración pública de Baja California.


Gracias a ello, Baja California no cayó en la orfandad, sino que el Estado mexicano asumió su paternidad y promovió las grandes transformaciones regionales, basándose en una directriz nacionalista. Así, Miguel Alemán Valdés unió Baja California al macizo continental, pues, además de su reconocimiento constitucional como el estado número 29, logró la conclusión del ferrocarril Sonora-Baja California.


En los años 40, Baja California contaba con 78,907 habitantes. Para 1950, se registraron 226,965 personas viviendo en la entidad. Mientras, en 1960 la cifra superó el medio millón de bajacalifornianos (520,165). De acuerdo con el último censo llevado a cabo por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI, 2020), la población total en Baja California actualmente asciende a 3´769,020 individuos. Lo anterior es un claro reflejo de la estabilidad, la confianza y la atracción natural que distingue a Baja California.


El pasado 16 de enero, Baja California cumplió 70 años. Son 70 años de historia, no sólo de una figura político-administrativa, sino de miles de historias de mujeres y hombres nacidos o adoptados por una tierra que se caracteriza por su generosidad, solidaridad y progreso. Sin temor a equivocarme o exagerar, me atrevo a asegurar que Baja California es, por su identidad y por su gente, el brazo poderoso de México.


Post scriptum: “El pueblo bajacaliforniano ha figurado en distintos aspectos a la vanguardia del progreso nacional”, Alfonso García González.


* El autor es catedrático, escritor, candidato a doctor en Derecho Electoral y asociado individual del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP).


CONTACTO:

Comments


Revista Digital

"Hablemos de

lo Bueno"

bottom of page