top of page

Incertidumbre y Hartazgo

Por: Ma. Isabel Uribe

La Pandemia sigue siendo nuestro tema de vida actual, para nadie es nuevo esto, sin embargo, la forma como se mueve el virus nos está haciendo entrar en una sensación de incertidumbre y hartazgo, que cada vez es más inquietante.

Estamos moviéndonos en una situación que no es de forma ascendente, sino de forma elíptica, esto es, de repente parece que, aunque hemos avanzado, volvemos al mismo punto. Y esto, puede emocionalmente llevarnos a una serie de alteraciones.


Hablemos de la incertidumbre, esta se define como: falta de seguridad, de confianza o de certeza sobre algo que crea inquietud. Poca claridad sobre lo que puede acontecer.

Y es justo en esta situación en la que nos encontramos. Lo que en un inicio parecía algo transitorio, al paso del tiempo nos hemos dado cuenta de su complejidad. Desde un inicio de la pandemia nos llegaron mensajes contradictorios, empezamos a buscar a quien nos estaba mintiendo, a quién culpar de no tomar las mejores decisiones ¿Y cuáles eran estas? ...nadie sabía el cómo y el después. Empezamos a enfrentar que teníamos ante nuestros ojos una situación nueva, que no había soluciones ni perspectivas claras.

También se han estado presentando situaciones repetitivas, como lo que teníamos y seguimos teniendo que hacer para cuidarnos, llegamos a un sentimiento muy incómodo: el hartazgo. ¿A qué nos referimos?, a la sensación de cansancio o aburrimiento que se produce al realizar la misma actividad de forma repetida o excesiva.

Incertidumbre y hartazgo.

Dos fenómenos emocionales provocados por el temor y el cansancio natural que hemos estado viviendo. Cuando después de mucho esperar, finalmente llegaron las vacunas; pudimos percibir en el ambiente el gusto de que esto pudiera ya dar fin a la pandemia. Pero no, mucho después apareció la circunstancia que había una nueva cepa, con mayores amenazas de enfermedad. En fin, que pareciera que cuando estamos a punto de darle la vuelta a la pandemia, nuevamente nos encontramos que regresa. Hace unas semanas nos comunican que Baja California regresa a semáforo naranja, estamos en el punto donde parece que damos pasos hacia atrás y volvemos a etapas anteriores.

Y aquí hay recomendaciones muy importantes a seguir.

El ser humano se vive en un estado tiempo. El presente, el pasado y el futuro son importantes, y si en algún momento ha sido importante el manejo de los tiempos es ahora.

Tenemos que situarnos en el presente, es día con día como debemos enfocarnos en los avances para erradicar o controlar la enfermedad por COVID 19.

Cuando veamos hacia el pasado, será para ver los avances; y cuando llega lo que parece retroceso, no caer en la sensación de que seguimos en el mismo lugar. Es importante ver los pasos o pasitos que hemos dado, esto nos ayuda emocionalmente.


Tener cuidado con el futuro. No debemos generarnos falsas ilusiones (lo que nos ha estado ocurriendo), pues si no se cumplen nuestras expectativas, llega la frustración y la motivación que teníamos de ese nuevo comienzo, se acaba.

Asimismo, es importante tener cuidado con las ideas catastróficas, continuemos en este momento con mucho cuidado, sin pensar en lo peor, reafirmando lo que sí sabemos.

La esperanza nunca debe de abandonarnos, hay que tener presente que estamos ante una situación que sigue siendo nueva, y nos causa incertidumbre y hartazgo, mas no debemos dejarnos vencer por ellas, tenemos que continuar sin dejarnos llevar por pensamientos o situaciones que nos conduzcan nuevamente a una ansiedad o a una depresión.

Tenemos que continuar cuidándonos. Confiar en lo que sí sabemos (es decir, lo que hemos aprendido) e iremos avanzando. Sigamos cuidándonos.

Que tengan una excelente vida.

Commentaires


Revista Digital

"Hablemos de

lo Bueno"

bottom of page