top of page

La Esperanza

Por: María Isabel Uribe Velasco / Psicóloga Clínica


Enero llegó, y con ello la esperanza de que tendremos nuevas oportunidades para crear mejores formas de vivir.

Los tiempos, desde el punto de vista psicológico, son muy importantes. Nos crean la sensación de movimiento. Hay un principio y un final que se sucede una y otra vez: años, estaciones, meses, semanas, días.

Para el ser humano es sumamente importante el movimiento, somos seres dinámicos, temporales, que siempre vamos en proceso de desarrollo, de crecimiento. Cuando se nos presentan factores que nos lo impiden, nos lleva a desarrollar formas conocidas o nuevas para encontrar lo que nos permita resolver el problema o conflicto que nos impide seguir nuestro camino. Vayamos hacia adelante, decimos.

¿Qué pasa cuando este movimiento no se da, se detiene, y nos sentimos estancados? Todo nuestro ser buscará la manera de salir de esa situación, si no lo logramos, tenderemos a desarrollar sentimientos de frustración, enojo, miedo o tristeza, y ninguno de ellos son buenos consejeros. De ahí que si no salimos de esas emociones, también se estancan, estaremos entrando en un proceso que nos llevara a sentimientos de desintegración, que no nos permiten encontrar la solución que andamos buscando para poder salir nuevamente adelante.

Si alguna vez nos sentimos de esta manera, es importante identificarlo para saber que estamos dirigiéndonos a una situación psicológica que nos afectará negativamente, y es ahí donde podemos empezar a buscar ayuda psicológica.


La psicoterapia, o terapia -como ahora se le dice de forma popular-, es una herramienta sumamente generosa que permite darnos cuenta en dónde nos encontramos emocional e intelectualmente, para que de ahí podamos resolver los diferentes motivos que obstaculizan nuestro proceso en el crecimiento personal.

Y es que, repito, es sumamente importante favorecer nuestro crecimiento psicológico para poder iniciar con una revisión personal.

El pasado ya no existe, sin embargo, nos deja una serie de experiencias importantes que son fundamentales para su revisión, y así poder dar un cierre a aquellas vivencias (ciclos) que tenemos que dar por terminadas.

También nos llevará a darle sentido a aquellas situaciones en las que tenemos que seguir trabajando, esforzándonos para que nos den los resultados deseados.


Todo esto nos dará la posibilidad de que el futuro no lo vivamos como una amenaza, sino con la confianza y la seguridad que iremos desarrollando en nosotros mismos.



Nuestra tendencia es buscar en el ambiente las soluciones a los conflictos, que alguien nos las resuelva, cuando es en nuestro interior donde surgirán las respuestas para que las pongamos en el ambiente y en esta danza mutua, entre nuestro interior y la realidad, podamos encontrar los mejores resultados para nosotros y también con los que nos rodean.

Les deseo que este año atraigan hacia ustedes todas las cosas buenas que la vida da. Larga vida y prosperidad.

Que tengan una excelente vida, siempre es posible.

Commenti


Revista Digital

"Hablemos de

lo Bueno"

bottom of page