top of page

Mi maestro el pulpo


Documental de Netflix, ganador del premio Oscar

Por Larisa Osuna Lever



Recientemente tuve la oportunidad de ver este documental que, de no haber sido por que fue una asignación para un taller que estoy cursando, quizás nunca hubiera sido de mi interés verlo.

Utilizo estos adjetivos para describirlo: fascinante, ilustrativo y esperanzador.

Aunque soy abogada, me dedico a la solución de conflictos de manera alterna mediante el uso de la mediación y la negociación. Mi trabajo consiste, entre otras cosas, en observar la conducta humana para comprender los conflictos y adentrarnos en las verdaderas necesidades de las partes, para así poder auxiliarlas en la búsqueda de soluciones.

El documental expone la manera en que un director de cine y buzo profesional que atraviesa por una etapa difícil en el ámbito personal (con lo cual podemos identificarnos todos), y cómo esa experiencia en las profundidades del bosque marino, uno de los lugares más aterradores y fascinantes del mundo, le cambia la vida.

Impulsado por la curiosidad, este buzo decide explorar y adentrarse en el mar y muy pronto se topa con quien él le llama: “su maestro el pulpo.”

Durante poco más de un año, entra cada día a las heladas aguas superficiales de un bosque marino en África, ataviado únicamente con una careta, unas aletas y un esnórquel, sin traje de neopreno que pueda proteger su cuerpo del frio. Día tras día busca al mismo pulpo y tiene la oportunidad de observar y documentar todas las formas creativas que este utiliza en su corta vida, que lo muestran con una inteligencia que pareciera no propia del reino animal. Es maravilloso cómo el documental capta la manera en que el buzo y el pulpo inician una relación afectiva recíproca -hombre y animal- basada en la confianza mutua, que le permite al buzo ser testigo de innumerables momentos conmovedores y también tristes del ciclo de la vida del pulpo.



Lo que me resulta cautivador de este documental, es la forma en que esta experiencia le cambia la vida al buzo. Cómo el pulpo produce en el humano crecimiento personal, un sinnúmero de emociones y deseos de protegerlo y, por otro lado, lo sume en algunos dilemas éticos entre ayudar en la preservación de la vida del animal interfiriendo en la ley de la naturaleza, o hacerse a un lado y solo observar.


Lo que he aprendido al ver este documental, es a entender que la confianza es algo que se construye con paciencia, siendo sinceros y transparentes, sin caretas. Esto sucede cuando nos mostramos vulnerables pero confiables y siendo intencionales hacia la otra persona, por más diferencias que haya entre nosotros.

También pude comprender que, aunque amemos a otra persona, no podemos interferir en su ciclo de vida para evitarle sus propias experiencias y aprendizajes, pero sí podemos mostrarnos cercanos y acompañar esos procesos, sabiendo de antemano que el amor sano debe ser un amor que ama en libertad. El ser amado deberá saber que se le ama de una manera incondicional.

También disfruté poder confirmar que la amistad es algo que puede surgir a pesar de que, como humanos, somos distintos los unos de los otros en formas de pensar, gustos y deseos, pero que podemos converger si somos lo suficientemente creativos y generosos para buscar coincidencias más que diferencias… y que sean el vínculo del que se sostenga nuestra amistad.

Te invito a ver ese documental, sin otra expectativa más que la disposición a ser fascinado o fascinada, y con la apertura a poder aprender de una criatura extraordinaria que vive en el fondo del mar.

Gracias por leerme.








Comentários


Revista Digital

"Hablemos de

lo Bueno"

bottom of page