top of page

DERECHOS HUMANOS

Las ciudades y su gente                                                              

Por Luz Elena Picos

                                                

                                                                                                    




Una de las virtudes del Tercer Sector en donde ubican al Voluntariado, es su sensibilidad para detectar problemas sociales, algunas veces, antes de que el sector oficial, los identifique.  Y muy unida a esa virtud, hay otra no menos importante: se organiza un Organismo de la Sociedad Civil (OSC´S)  para atender el problema o  en forma individual, se empieza a trabajar en la solución.

 

De los 16 rubros en que la Secretaría de Desarrollo Social, divide los servicios que ofrecen los OSC´S. y la propia dependencia, el relacionado con los Derechos Humanos, es en Baja California, donde se cuenta menos instituciones.  Por ejemplo, Orfelinatos y Centros de Rehabilitación de Adicciones hay en cada rubro más de 100.  En cambio Derechos Humanos, si suman una veintena, son muchos.

 

Lo que resulta inexplicable, si se toma en consideración que desde el 10 de diciembre de 1948 aparece la Declaración Universal de los Derechos Humanos.  En nuestro país la Comisión Nacional de los Derechos Humanos inicia actividades el 5 de junio de 1990. Y en Baja California, el entonces gobernador Ernesto Ruffo Appel presenta iniciativa el 1 de agosto de ese mismo 1990 aunque fue aprobada por el congreso en marzo de 1991.

 




En esa antigüedad de los documentos rectores y especialmente por las muchas arbitrariedades que se cometen, en detrimento de los Derechos Humanos de la ciudadanía, cabe preguntar: ¿por qué hay tan pocos OSC´S.? A directivos y voluntarios que atienden ese sector, la respuesta es en dos vertientes: 1) Durante poco más de 20 años, la ciudadanía se consideraba bien atendida por el sector gobierno. 2) Hubo dificultad para atraer, especialmente abogados, que desearan ser voluntarios.

 

Los mismos voluntarios que atienden en las instituciones de Derechos Humanos,  recuerdan a la ciudadanía que nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y por supuesto en los tratados internacionales firmados por nuestro país, se reconocen los Derechos civiles y políticos, como por ejemplo a la vida, al nombre, a la nacionalidad, a la igualdad, a la libertad, a la seguridad, a ser oída en juicio por un tribunal independiente e imparcial, a que se presuma su inocencia, mientras no se prueba su culpabilidad.

 

Derechos a la libertad de tránsito, de religión, de pensamiento, de expresión, de reuniones y asociación, a participar en el gobierno de su país, a casarse y fundar una familia, a la infancia, así como a la prohibición de la discriminación, de la esclavitud, de la tortura o tratos crueles, inhumanos o degradantes. Así mismo, los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, como son el derecho al trabajo, a la seguridad social, a la educación, a la salud, a la cultura y a un ambiente sano.

 

Toda esta protección que se estipula en nuestra Carta Magna, se debe cuidar que no las eliminen con nuevas reglas de la que ya están hablando los  políticos que seguramente a partir del 2 de junio gobernaran a nuestro país.  Por eso es tan importante que las personas interesadas en los Derechos Humanos, estén pendientes de nuevas políticas que tratarán de instaurar a partir del 3 de junio del presente año.

 

Y al interior de los OSC´S. ya revisan sus documentos rectores, para fortalecer objetivos y proteger a quienes acudan a ellos, solicitando ayuda.

 

 

 

 

 

 

コメント


Revista Digital

"Hablemos de

lo Bueno"

bottom of page