top of page

EL CHIANTI


Por Yaya González/ Sommelier


Hablar del vino Chianti no es nada fácil, por lo tanto, cada copa que bebes de un Chianti es hablar de una historia que nunca termina, mucha vida, mucha personalidad y mucho que contar.





Cuando tú vas a los restaurantes italianos o cualquier lugar donde aparezcan personalidades italianas, sobre todo pizzerías, barras, mercados, volteas a tus alrededores, incluso en los techos adornados de parras uvas, botellas de Chianti con su famoso forraje de paja que se le llama FIASCO.


Estas botellas, especialmente para los turistas y de adorno, cuando antes era requerida la paja para proteger al vino, hablando de los años 1300, así transportaban el vino con su forraje de paja que también servía para mantener su temperatura.

Si hablamos de este vino, hablamos nada más y nada menos de la Toscana, Italia, una región cultural de gran tradición en donde encuentras un cuento de hadas, bosque de cipreses, viñedos espectaculares, ciudades donde se encuentra Florencia, Arezzo, Siena y Pisa. Estamos hablando de muchas denominaciones de origen controlada, un más o menos 334 D.O.C y 74 D.O.C.G, en 1932 se amplía una nueva zona Chianti, en 1996 Chianti Classico se separa y aquí empieza la margen de calidad y se construye La Denominazione di Origine Controllata e Garantita.

1-    Chianti Classico máxima calidad

2-   Chianti en general calidad media.

El Chianti Classico superiore son normas muy rígidas, zona mediterránea de uva Sangiovese, es una uva de piel gruesa, de capa baja alta y tanino medio-alto, mucha acidez, una uva que queda perfecta para coupage, o sea, para mezcla con otras uvas.

Para nuestro vino Chianti es una regla tener por lo menos 80% de uva Sangiovese y 10% treviano y otro 10% de malvasía.

En el Chianti clásico no se permite la uva blanca, ya que se mezcla con tintas como la Canaiolo y la Colorino, también se puede mezclar con francesas como la Cabernnet Sauvignon, Sirah, Merlot y Cabernet Franc., fácil y sencillo de maridar con pastas, pizzas, comida típica de los pueblos de Italia.

Cuando el vino Chianti tiene algunos meses de crianza en barrica de madera se le llama BOTTI, el Chianti se divide en dos grupos, el Chianti Clásico que se produce en las zonas más antiguas, son los de mayor calidad y el Chianti producido en zonas mas grandes que son los vinos a los que se les llama;




Chianti Montalbano, Chianti Del Colli Fiorentini, Chianti Del Colli Sinesi, Chianti Del Colli Aretini, Chianti Del Colline Pisane, Chianti Rufina.

Sin embargo, lo que a mí como sommelier me apasiona de este vino, que vuelvo a repetir mil veces del Chianti sumamente interesante es una práctica tradicional que tiene en su vinificación, es el llamado GOVERNO que consiste en añadir en el mes de Noviembre en los toneles en donde está el vino nuevo un mosto que se da de los racimos que están en la parra colgados y que se escogen con la mayor calidad.

Cuando esta uva fermenta en los toneles bien cerrados y a su temperatura correcta el anhídrido carbónico se disuelve en todo el caldo dándole un plus, ese plus un picor que siempre encontramos en el Chianti, es el toque maestro, es ese picor, al que le encontré el deleite, es el que distingue a ese vino de muchos, que los toscanos lo tienen bien descifrado y ellos comentan que el vino Chianti te besa y te muerde.


Muchas gracias querido lector.

Sommelier Yaya Gonzalez Yaya Bond.


 

Comentarios


Revista Digital

"Hablemos de

lo Bueno"

bottom of page