top of page

Entronización y Gran Cena de Gala

Chapitre de Baja California






El pasado lunes 18 de octubre, el día más esperado, la entronización y cena de gala que se llevó a cabo en Hacienda Guadalupe Hotel, un espacio de relajación y confort que reúne la cocina regional, las comodidades de un hotel boutique, los sabores y aromas del fruto de la vid y los paisajes de la ruta del vino. La ceremonia de entronización fue realizada en un salón de la vinícola, lugar ideal con barricas que embellecieron el lugar, sus importantes banderas y estandartes de la Chaîne des Rôtisseurs y la Ordre Mondial des Gourmets Dégustateurs impactaban visualmente. En la mesa, aguardaban brillantes espadas y collares, insignias acomodados en filas por grados. Smokings y hermosos vestidos largos como el de Edith González y Cinthya Salas adornados con hermosas flores, esperaban el comienzo de la ceremonia al sonido del violín. Como invitados especiales estaban Daniel Sánchez y su esposa Gabriela propietarios de Hacienda Guadalupe, Fernanda Escobosa Gerente General de Provino. En la mencionada espera, se degustó un Crostini de duckciutto representando una de las técnicas más antiguas para curar con sal, el pato proveniente de granjas locales. Además, un Crudo de lubina rayada del Pacífico, estando en Ensenada la primera granja a nivel mundial. De maridaje, burbujeante Champagne Piper Heidseick. Quesos de la región que se remontan a 1870 cuando la familia Ramonetti se estableció en Baja California, hoy Marcelo Castro sigue con la tradición familiar de la producción de finos quesos. En la gran ceremo- nia, Thierry Blouet Bailli Délégué y Jorge A. Careaga Agenter abren con una introducción del objetivo la Chaîne, el signifi- cado de la bandera y el juramento en francés e inglés junto con el Bailliage Regional Management Team; 16 entroni- zaciones, 1 Bailli, 8 Consejeros entre ellos el Chef Martín San Roman Vice-Conseller Culinaire, Roger James Stewart Vice-Chargé de Missions, 7 Chevaliers entre ellos Timothy Darling, 1 Madame Krysthal Stewart. Andreas Rupprechter Bailli de Puerto Vallarta hizo el honor de colocar los Collares de la Chaîne, en seguida el simbólico espaldarazo realizado por Thierry, hace la entronización de cada miembro. Poste- riormente se llevó a cabo la firma del Livre d’Or, entrega de insignias y diplomas de la Chaîne des Rôtisseurs y la Ordre Mondial des Gourmets Dégustateurs, cerrando con un brindis y foto grupal.





Se dirigieron al Salón principal para la Gran Cena de Gala, bellos arreglos y elegantes mesas abanderadas fueron una sorpresa para los miembros de la Chaîne y sus acom- pañantes, entre ellos Armando Chee, Claudia Ley, Guillermo Rodríguez, Melisa Angulo y Carolina Heredia. El menú de esa noche representó una pequeña muestra de la riqueza que brinda Baja California, enalteciendo tanto la elaboración del platillo, como la armonización de sus vinos. Como primer tiempo, ofrecieron una degustación de unos deliciosos callos en crema de kosho, provenientes de la almeja Catarina de Guerrero Negro, con un extraordinario toque cítrico de la técnica de lacto-fermentación. En seguida, una ventresca de Chaîne des Rôtisseurs



Association Mondiale de la Gastronomie atún de las costas del Pacífico al norte de México, con su exquisita emulsión de albahaca y puré de piña. Como tercer tiempo una enchilada de codorniz y hoja de parra, siendo esta proteína una de las más emblemáticas del Valle de Guada- lupe. Se continuó con un ravioli de borrego, también parte de la fauna emblemática de la región criados en los ranchos del Valle de Guadalupe, en este platillo resaltan sus finos quesos en su deliciosa crema. El quinto tiempo fue una costilla carga- da prensada con la mejor carne de Mexicali, Baja California con hortalizas de huertos locales de hidroponia. Para finalizar una deliciosa Pavlova embellecida con flor de bugambilia, frutos rojos y negros cultivados en la región de San Quintín.



Revista Digital

"Hablemos de

lo Bueno"

bottom of page