top of page

MUNDIAL, FUTBOL Y ARQUITECTURA


Por Fernando A. Quirós Andrade



Han pasado cuatro años, larga espera que llega a su fin. Todo está listo para la fiesta del mundial del futbol, en Qatar 2022.

Por primera vez el evento se realiza en un país del Medio Oriente, una elección no falta de polémicas, acusaciones, suspicacias y mucha tinta de por medio, pero que finalmente llega para beneplácito de los aficionados y no aficionados.

Por supuesto, todos van por su equipo, todos deseamos que nuestra selección gane, y si -como en nuestro caso- somos eliminados, nos vamos a apoyar a nuestra selección favorita: Argentina o Brasil, porque son latinoamericanas; Inglaterra o Francia, porque ya lo han logrado antes, o… cualquier argumento es bueno para ponernos la camiseta.

Sin embargo, más allá del futbol en sí, algo que ha llamado mucho la atención en el caso de Qatar, es la inversión multimillonaria que han realizado en la construcción de ocho estadios diseñados por los mejores despachos del mundo, con conceptos arquitectónicos de primer nivel y con toda la visión de la arquitectura que imaginábamos para el “futuro” que ya estamos viviendo.

Son ocho los estadios que albergarán los partidos de la Copa Mundial de Fútbol Qatar 2022, mismos que se desarrollan desde el 20 de noviembre hasta el 18 de diciembre.

El Estadio Internacional Khalifa, único con el que contaba Qatar desde su construcción en 1976, ha sido totalmente renovado con un toldo ancho extendido debajo de sus icónicos y característicos arcos duales que lo han distinguido desde su origen; su capacidad anda arriba de los 45,000 aficionados.

Además de este importante estadio, otros siete nuevos estadios son: Estadio Al Bayt, Estadio Al Janoub, Estadio Ahmad Bin Ali, Estadio Al Thumama, Estadio Education City, Estadio Lusail y el desmontable Estadio 974.

El Estadio Al Bayt destaca por ser el que albergó el partido inaugural del Mundial FIFA 2022, contando con capacidad de 60,000 asistentes y ubicado en la ciudad de Al Khor, famosa por la práctica de buceo y pesca de perlas. El diseño del estadio está inspirado en las bayt al sha'ar, tiendas de campaña utilizadas históricamente por los nómadas de Qatar y su región aledaña.



El Estadio Al Janoub alcanza los 40.000 aficionados en la ciudad sureña de Al Wakrah, y tiene un significado especial por haber sido diseñado por la legendaria arquitecta Zaha Hadid, quien le dio al estadio un aspecto audazmente futurista, que refleja dramáticamente las velas llenas de viento de los tradicionales barcos dhow.

El Estadio Ahmad Bin Ali, ubicado en la ciudad de Al Rayyan, una de las que cuentan con mayores tradiciones y cultura histórica en Qatar. Su extraordinaria fachada, ubicada alrededor de los 40,000 asientos, permite que los fanáticos se sientan más cerca que nunca de la acción en el campo.

Por su parte el Estadio Al Thumama, destaca por su belleza inspirada en la gahfiya, una gorra tradicional usada por niños y hombres en el Medio Oriente, con un simbolismo muy propio de los habitantes de la región. Con una capacidad de hasta 40,000 butacas, fue diseñado por el arquitecto local Ibrahim M. Jaidah y será escenario de partidos hasta los cuartos de final de la Copa Mundial de la FIFA 2022.

El Estadio Education City es especialmente importante, ya que se encuentra cerca de algunas de las principales universidades de Qatar, lo que viene a darle un ambiente juvenil y dinámico por una afición local que ya lo ve como suyo. Diseñado con una arquitectura en forma de diamante, genera una fusión armónica entre elementos de la tradición islámica y otros que evocan una sorprendente modernidad.

El impresionante Estadio Lusail es, ante todo, el más grande de Qatar. Cuenta con una capacidad para hasta 80,000 asistentes, prácticamente el doble de cada uno de los otros estadios. Por supuesto, en este estadio se jugará el partido final de la Copa Mundial de la FIFA 2022. Este magnífico estadio se ubica en Lusail City, una metrópolis de última generación y de nueva construcción en el lugar donde vivió el fundador de Qatar, el jeque Jassim bin Mohammed Al Thani, a principios del siglo XX.

Y finalmente el Estadio 974, que destaca por ser una edificación con una estructura hecha de contenedores de envío y elementos de astillero de acero pesado, que lo convierte en una experiencia de estadio única por dentro y por fuera. Fue diseñado por Fenwick Iribarren Architects utilizando precisamente 974 contenedores y convirtiéndolo en un estadio desarmable, que puede ser desmontado y llevado a otra ubicación de Qatar o de cualquier lugar en el mundo. El resultado es un edificio inconfundible, de atrevidos colores y resueltamente moderno.

Sin duda, independientemente de las polémicas generadas por el costo económico y humano en su construcción, los ocho estadios de Qatar dejan para la historia una comunión entre el deporte y la arquitectura que dará mucho de que hablar por bastante tiempo, más allá del Mundial.






Revista Digital

"Hablemos de

lo Bueno"

bottom of page