top of page

“Venta de BANAMEX para el 2025”

¡PARDIEZ!

Por Héctor J. García




Después de varios meses de incógnita respecto a si City Group vendería BANAMEX al segundo hombre más rico de México, el minero Germán Larrea, o a la familia de banqueros Becker, dueños de Banca Mifel, finalmente hubo un comunicado oficial el 24 de mayo por parte de City Group indicando que la venta será a través de alguna bolsa de valores.


La decisión de City Group ha despertado múltiples suspicacias, ya que días antes del comunicado sobre la pausa en la venta de BANAMEX, la unidad Ferrosur de Grupo México que pertenece a Germán Larrea, tuvo la intervención de la Marina en el tramo ferroviario Coatzacoalcos-Medias Aguas, el cual tiene concesionado por el Gobierno de México.



La intervención de la Marina en la concesión de Germán Larrea, fue una especie de “muestra de músculo” del Gobierno Federal, ya que este último requiere de parte de la vía ferroviaria concesionada a Larrea para poder implementar el muy favorable proyecto del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec. La negociación entre Larrea y el Gobierno Federal data del 2022.


Este suceso no es una expropiación, ya que las vías férreas no son propiedad de Larrea, siendo este únicamente un concesionario, y cualquier concesión de gobierno, desde unas placas de taxis municipales hasta una mina o una red ferroviaria, siempre son susceptibles a que los gobiernos las retiren por múltiples motivos.


El 31 de mayo, Grupo México de Germán Larrea y el Gobierno Mexicano, llegaron a un acuerdo para no seguir litigio alguno, el cual, en lugar de pagar una indemnización a Larrea, acordaron darle beneficios a otras concesiones, como extensiones en los tiempos de duración de las mismas.



Este tipo de acuerdos son, hasta cierto punto, normales en México, pero muchos consideramos que City Group no quiso verse comprometido ni involucrado en estas negociaciones y que hubiese sido afectado hasta en ser mencionado negativamente en las conferencias matutinas del presidente, por lo que prefirieron vender, a través del sistema bursátil mexicano, ya que termine este sexenio.


Nota: Lo peor que pudo suceder fue que el Gobierno Mexicano comprara BANAMEX, ya que se ha demostrado que los gobiernos no son banqueros, y, a final de cuentas, las pérdidas que tengan se pagarían con el dinero de nuestros impuestos. Sigamos atentos y, cuando salga la oferte pública de BANAMEX, analicemos las condiciones para tratar de comprar un “cachito” de esta emblemática institución bancaria.


Revista Digital

"Hablemos de

lo Bueno"

bottom of page