top of page

Vivir desde tu esencia.

Updated: Aug 15, 2022

Si deseas escuchar el articulo, dale click al sonido



Autoconocimiento

Por Cristina Arias



Para vivir desde tu esencia el primer paso es conocerte. Conocerte para ser libre de ser como eres y dejar de sentirte atrapado dentro de ti.

No es que seas presa del ambiente, es que no puedes ser tú en el ambiente en el que te encuentres.

Ser auténtico no invita a la rebeldía, ser refiere a actuar en coherencia con tus ideas, valores, sentimientos y anhelos. Es saber qué es congruente contigo y que no, alinear tus metas y planes a lo que tu corazón realmente desea y, aunque parezca muy simple, saber qué te hace feliz y qué te debilita.

Para ser auténtico se necesita actuar con libertad y el precio de la libertad es la responsabilidad.

“Pulirnos” para quitar lo que estorba y duele; salir de la zona cómoda nos lleva a la zona incómoda y no siempre es placentero, más al final la recompensa vale la pena.

Una constante en mis clientes es que llegan sintiéndose atrapados y quieren sentirse libres, y no hablo de abandonar trabajos, ciudades o familias, quieren sentirse libres para expresar ese nudo de ideas y dudas acerca de su vida, ponerles orden y entender por qué actúan como actúan, por qué les pasa lo que les pasa y por qué sienten lo que sienten.

Libres para contactar y expresar sus ideas y emociones más profundas; esas ideas que no se han atrevido a visitar en su interior. Libres para dejar de vivir según las ideas que creen que son legítimas por que han crecido con ellas toda la vida, porque son las que han aprendido de las personas cercanas o simplemente por costumbre.

Para conocerte mejor y que tus pensamientos, tus sentimientos y tus actitudes actúen en coherencia, comienza por cuestionar todas las creencias que se te vengan a la mente, las ideas con las que creciste, las frases que repites… y mejor aún, las que repites a tus hijos porque son las que escuchaste en tu infancia. Antes de adoptarlas como tuyas, cuestiónalas para ver si realmente están en alineación contigo.

No creas lo que lees, lo que escuches, incluso lo que piense tu mente sin antes cuestionarlo; tú no eres tu mente, tu esencia se encuentra mucho más allá de ella. Llega a tus propias conclusiones, poniendo especial atención a lo que sientes cuando estés atendiendo a cada una de estas ideas.



Otro paso que considero importante, es cuestionar si esas creencias aún te sirven o ya no aplican para tu estado actual de vida. Quizá te fueron útiles en el pasado y podría ser momento de agradecerles y de dejarlas ir para seguir avanzando.

Esto te conduce a contactar con tu verdadero ser.

A menudo se piensa que ser auténtico genera molestias en los demás; las personas que tienen problemas en la mayoría de sus relaciones (amigos, familia, pareja, trabajo, etc.) no se debe a que sean auténticos…ser auténtico implica conocer tus límites. Las personas que no pueden respetar sus propios límites, no son sensibles a los límites personales de los demás y tienden a traspasar la frontera de respeto, comenzando por las personas que tienen más cerca.

Al no tener relaciones sanas, su seguridad disminuye y al final dudan de ellos mismos, por lo tanto, no se permiten vivir desde su esencia. Así vemos a personas que no saben tener amigos, no saben tener relaciones laborales, no saben dialogar sin discutir, no saben tener relaciones sanas sin algo que resentir.

Quien se falta al respeto a sí mismo con un autodiálogo crítico y humillante, permitirá que le falten al respeto con críticas degradantes y, probablemente sin notarlo, faltará al respeto a los demás con comentarios hirientes o fuera de lugar. Que alguien se permita discutir a gritos, no significa que los demás lo tolerarán. Eso no tiene que ver con ser genuino y a menudo se confunde.

Vivir desde tu esencia no se trata de comportarte inadecuadamente, se trata de saber cuándo retirarte a tiempo, cuándo quedarte callado, cuándo y cómo responder en alineación a tu ser, elegir a las personas con las que pasas el tiempo y definir tu camino hacia tu verdadera felicidad.

El conocerte y respetarte te lleva a ser auténtico contigo mismo y con los demás. Es entonces cuando dejas de sentirte atrapado, logras manejar mejor tus emociones y sentirte seguro de ser quién eres viviendo desde tu esencia.

Cuestiónate, ¿me gustaría vivir desde mi esencia? Y si es así, ¿Qué voy a hacer para vivir desde mi esencia hoy?

Conócete, acéptate, ámate.




Comments


Revista Digital

"Hablemos de

lo Bueno"

bottom of page